Accesos directos:

El sistema AnMBR para el tratamiento de agua residual urbana, una apuesta segura para el medio ambiente

Noticias

Aqualia pone en marcha la primera estación depuradora de aguas residuales urbanas basada en el sistema de tratamiento "bioreactor anaerobio de membrana" (AnMBR) en Santa Rosa de Lima, Tortosa (Tarragona)

A través del proyecto de innovación ERANET BESTF2 BIOWAMET, y como concesionaria del servicio de explotación, conservación y mantenimiento del sistema de saneamiento en alta de la comarca del Baix Ebre, Aqualia pone en marcha la primera estación depuradora de aguas residuales urbanas (EDARu) basada en el sistema de tratamiento "bioreactor anaerobio de membrana" (AnMBR) en Santa Rosa de Lima, Tortosa (Tarragona). Esta tecnología es la que comparte con el proyecto LIFE METHAMORPHOSIS en el prototipo UMBRELLA (actividad C1), situado en la planta de tratamiento de residuos Ecoparc 2 en Montcada i Reixac (Barcelona).

La filosofía de este novedoso tratamiento aporta importantes ventajas para la sostenibilidad medioambiental, ya que el agua residual que llega a la EDAR pasa a considerarse una materia prima, de la que se logra obtener biogás que, por su contenido en metano, es reutilizable como fuente de energía. El biogás puede ser transformado en calor y electricidad o bien en biocombustible a través de un proceso de refinado. La viabilidad económica y la eficiencia de la tecnología son claramente superiores a la tecnología convencional de fangos activados, ya que, por un lado, no es necesario airear para oxidar la materia orgánica y, por el otro lado, la cantidad de fango generado (que posteriormente habrá que gestionar) es significativamente menor. Adicionalmente, este fango ya está estabilizado.

Por último, tras su paso por la membrana de ultrafiltración, se obtiene agua técnicamente desinfectada, apta para el riego de superficies agrícolas o zonas verdes por su riqueza en fertilizantes, o como agua para reúso de tipo industrial en la propia instalación. Asimismo, el gas producido es almacenado en un gasómetro y se aprovecha para generar la agitación necesaria en el tanque de membranas, mediante un compresor de biogás.

Es uno de los numerosos proyectos de I+D+i que desarrolla la compañía, cuyo objetivo es la apuesta por la innovación para la mejora de la calidad del agua en los territorios en los que presta servicio.
Compartir: facebook twitter google plus linkedin